Pensión con $534.70 diarios

3
603

No es común que, la juventud de hoy se preocupe por su futuro, ni que recapacite en que, los años mozos, pronto pasarán y que, llegará el día en que la libertad personal cambiará al asumir los compromisos que implica el formar una familia, pagar la hipoteca, las colegiaturas, el pago del auto, de la tienda departamental, de los servicios básicos, alimentos, atención médica, diversión y múltiples situaciones más.

Cuando se es joven y no se tiene la fortuna de nacer en cuna con pétalos de rosa, normalmente no pensamos que llegará el momento en que la salud, la fuerza y el vigor vital, paulatinamente nos irán abandonando, inexorablemente, y no dimensionamos lo que sucederá con nuestra vida llegadas esas circunstancias.

Antes se decía que “porque no había cultura”, “que no había educación”, “que las escuelas no nos preparaban para el futuro”, que “no había información”, que “ganamos muy poco”, que “el gobierno”, que “esto y lo otro”, etc., etc., y etc.

Parte de lo anterior es cierto, pero en una mayor parte no lo es, porque lo que hace treinta años se expresaba como excusa o justificación, lo seguimos escuchando hoy día, como si el tiempo no hubiera transcurrido.

La realidad es que, no nos atrevemos a tomar por los cuernos, el toro de nuestra vida y consideramos que, si a algunos les va mal, eso no es posible que ocurra con nosotros y que siempre nos irá igual de bien, como ahora, o quizás hasta mejor.

Y sí, quizás hasta mejor, pero la gran realidad es que no a todos nos irá mejor en el futuro, por las razones que usted quiera.

Sin embargo, la probabilidad de que algún día lleguemos y superemos la sexta década, la séptima, la octava y quizás otra más, cada vez es más probable y ¿cómo viviremos a parir de esa edad?

Basta ver y analizar detenida y detalladamente las estadísticas; seremos en muy pocos años, un país de viejos, pobres y feos.

Lo de viejos y feos quizás no sea relevante pero el que seremos pobre, créame que si será muy duro en su realidad si es que, durante su vida, y digo durante su vida, no se ocupó de prever su futuro, tal como las hormigas y otros animales más que nos dan verdaderos ejemplos de lo que es prepararse para el invierno, en nuestro caso, para el invierno de nuestra vida.

En nuestro país, el promedio de ingreso nacional, por persona, es de $534.70 diarios; con ellos, la máxima pensión posible a obtener es de $9,839.90 mensuales, si reúne 1,050 o más semanas cotizadas a la edad de 65 años o más.

¿La pensión anterior satisface cabalmente todas sus necesidades?

Estoy seguro que no pero, le puedo asegurar que, entre más temprana edad se ponga en manos de un consultor en seguridad social, juntos podrán diseñar una estrategia que le permita llegar a la sexta década, con una relativa solvencia económica que le permita tener solvencia financiera en su vejez.

Todo empieza por un primer paso y entre más pronto lo de, más pronto y más fácil llegará a su destino.

Más datos en:

3 COMENTARIOS

  1. Mi caso es que yo trabaje desde el 7 de abril de 1969 hasta julio de 1980, pero el seguro no me reconoce mis semanas cotizadas en Banco Nacional de México, tengo mis recibos de nomina desafortunadamente no cuento con el alta

Los comentarios están cerrados.