Obligan a las Afore a cobrar menos

0
202

Gran polémica, rumores, opiniones y suposiciones ha causado en medios financieros nacionales, la sentencia de la CONSAR para que las Afore, a partir de 2022 bajen la comisión que cobran a los trabajadores, por la administración de su cuenta individual.

Indudablemente que en nada les ha de agradar que, de golpe y porrazo, las obliguen a bajar sus comisiones a un promedio objetivo del 0.57%.

La medida anunciada por la CONSAR se debe a que, las Afore, en los primeros días de noviembre deben de presentar la propuesta de comisiones que cobrarán para 2022, por administrar las cuentas individuales de más de 69 millones de trabajadores.

Se rumora que, con la medida, algunas de ellas podrían quebrar o que saldrán del mercado o que, entre ellas, se fusionarán.

De entrada, ninguna de ellas puede quebrar pues es una situación no está contemplada en su regulación; si serán posibles las fusiones o la venta de carteras, pero nunca la quiebra.

Las Afore, en su operación, en nada arriesgan su propio capital.

Al constituirse como administradoras y operar dentro del sistema de ahorro para el retiro, deben constituir las diez Siefore generacionales que, la normativa les mandata para que, a través de ellas se inviertan el ahorro de los trabajadores, a fin de obtener ganancias (rendimientos), de las que una buena parte van a parar a las manos de las accionistas de las Siefore y de las Afore a la cual pertenecen.

En épocas volatilidad en los mercados financieros, que provocan e impactan con el ahorro de los trabajadores, las Afore ni las Siefore pierden ni ven mermadas las inversiones propias; a lo más, se puede reducir sus ingresos por un tiempo breve (en lo que se revierten las minusvalías), y a partir de ahí, continúan con su trayectoria ascendente en la obtención de ingresos y ganancias también.

Si bien es cierto que las comisiones que cobran las Afore, por la administración de las cuentas individuales, les genera un ingreso importante, también es cierto que no es su única fuente de ingreso y que, su ingreso alterno e incluso el más jugoso, proviene de la rentabilidad que generen las Siefore al invertir estas, el ahorro para el retiro de los trabajadores.

“Que les va a ir mal a las Afore, con la reducción en las comisiones que cobrarán a los trabajadores por la administración de su cuenta individual a partir de 2022 y que podrá llevarlas a la quiebra” es un cuento más que falso, que no está para creerse, no al menos en su totalidad.

¿Tienen margen de operación?  

Claro que si lo tienen; a ser más visionarias y eficientes pues mientras más ruido hagan, generarán mayor volatilidad e incertidumbre.

Información complementaria: http://miretiroypension.com/?s=la+danza+de+los+millones

Dejar respuesta