Nunca se cambie de Afore si está enojado(a)

0
505

No es actitud común en los trabajadores que son titulares de una cuenta individual, en una Afore, analizar detalladamente, antes de tomar la decisión de cambiarse a otra Afore.

Normalmente, las decisiones de cambio de una Afore a otra, las toman los trabajadores, cuando se encuentran en un estado emocional alterado, y este sucede así, generalmente, cuando reciben el estado de cuenta y observan en él, rendimientos negativos que reducen el saldo ahorrado en su cuenta individual.

Otras veces, el estado emocional se altera cuando al hacer un trámite en la Afore, no se obtiene lo que se desea, no lo tratan con la amabilidad y cortesía que usted merece; quizás, hasta se vea involucrado en alguna discusión con el personal de atención u otras razones.

Lo malo es que, al enojarnos, se nos sube la “bilirrubina” y terminamos tomando decisiones apresuradas, en un estado emocionalmente alterado y para castigar a la Afore, decidamos cambiarnos a otra para así, disipar nuestro coraje.

Cuando tomamos decisiones en estados emocionales alterados ¿cree usted que analizamos las ventajas y beneficios de nuestras acciones?, ¿cree que analizamos las consecuencias de esas decisiones?

La verdad es que no y lo grave del caso es que, al tomar decisiones, con relación a nuestro ahorro para el retiro, sin haber analizado previa, detallada y objetivamente la decisión, lo más seguro es que perderemos dinero y eso no es bueno, para nuestra futura pensión.

Expresa la CONSAR (autoridad reguladora del sistema de pensiones) que, para tomar una buena decisión de cambio de Afore, debemos de tomar en cuenta tres referencias: rendimientos, comisiones y servicio.

Pero ¿cómo cree la CONSAR que vamos a tomar decisiones acertadas si las Afore no pueden garantizar rendimientos futuros y, el Indicador de Rendimiento Neto que publica cada día quince de mes, es solo un referente obtenido del comportamiento de los rendimientos en los últimos 180 días.

Además, ¿cuándo la autoridad reguladora publica o avisa a los ahorradores del SAR que hay minusvalías o que estamos en un periodo de plusvalías?

Al no estar garantizados los rendimientos futuros ¿con qué certeza tomamos decisiones?

Las comisiones, si todas son iguales ¿cuál ventaja o desventaja?   Y, sobre el servicio ¿de qué me sirve el mejor de los servicios si no me das el mejor de los rendimientos?

Le invitamos amable lector, a empezar por conocer, antes de cambiarse de Afore, antes de que se enoje o vayan y le hablen dulcemente al oído, cuál es el comportamiento histórico del índice de capitalización del valor de las acciones en que se invierte nuestro dinero; solamente así podremos saber, con relativa exactitud que, nuestro ahorro para el retiro está siendo bien invertido.

Tome decisiones solo si está tranquilo y bien asesorado.