¿Reventarán las Afore?

0
115

Así es estimado lector; déjeme comentarle el por qué del título de este artículo.

Las Afore se encuentran en gran riesgo de ser “reventadas” (perdonando lo coloquial de la expresión), por virtud de la gran cantidad de recursos económicos dispuestos por los trabajadores, que se encuentran en una situación de desempleo, a consecuencia de la contingencia sanitaria, ocasionada por la pandemia generada por el Covid-19.

Expresado en otras palabras, “las Afore se están quedando sin dinero”, dinero del que pueden echar mano, de manera inmediata y con rapidez, para cubrir la creciente demanda ocasionada por los retiros parciales por desempleo.

Cálculos conservadores refieren que, a la fecha, se han retirado del Sistema de Ahorro para el Retiro, más de mil trescientos millones de pesos, cantidad solo superada por la crisis de octubre de 2019.

Lo malo del caso es que, lo peor para la clase trabajadora, aún está por venir pues, no se le ve fin a esta contingencia y, por mucho que se quiera disfrazar o encubrir las circunstancias, las evidencias y las expectativas, no permiten vislumbrar un cambio en las tendencias, en el mediano plazo.

La circunstancia anterior continuará propiciando que, una gran cantidad de trabajadores, continúen perdiendo su empleo o que, al darse las condiciones para que se reinicien las actividades laborales, como estas circunstancias serán limitadas, por aquello de la sana distancia, la reinserción al trabajo llevará, más tiempo de lo que hasta hoy se prevé.

Ante ello, las Afore, podrán presentar una falta de liquidez y deberán de empezar a deshacerse (vender), en forma anticipada, de los instrumentos financieros de mayor liquidez, los que son, precisamente, los instrumentos de deuda (inversiones en valores gubernamentales).

Lo anterior impactará, negativamente, en los rendimientos futuros que las Afore buscan lograr y otorgar a los trabajadores, pues deberán vender, en forma anticipada o a descuento especial, instrumentos en los que se han invertido el ahorro para el retiro, especialmente, los instrumentos de deuda gubernamental, por tener estos una mayor liquidez.

Bien dicen que un mal nunca viene solo y esto parece corroborarse en cuanto a los efectos y consecuencias de la actual pandemia y sus efectos en la economía global, en la actividad de empresa y en sector laboral, muy en especial.

Sin embargo, a nivel de cada uno de nosotros ¿qué debemos de reflexionar y aprender de esta contingencia?

En mi opinión muy personal, siempre lo he dicho y siempre lo he pensado así, que, al igual que sucede con las Afore, no debemos de poner todos los huevos “en una sola canasta” y, por consecuencia, debemos de ser más previsores y hacer básicamente dos cosas:

a) Hacer el gran esfuerzo por ahorrar algo, de manera constante y crear una reserva especial, para contingencias futuras y,

b) No depender de un solo ingreso.

Dejar respuesta