El poder de un @mail

2
80

Cientos, quizás miles de personas escriben a mis redes sociales y blogs, expresando su descontento con la intención de modificar las formas y montos de aportación a la modalidad 40 y me preguntan “que si qué puedo hacer yo, para que ello no suceda”.

Mi respuesta es básica.

Yo, como simple mortal, que tiene la gran bendición de poder llegar a usted, a través de esta columna, de mis blogs, de las entrevistas que a diario me hacen en televisión, radio, redes sociales y videochat semanal por YouTube, no puedo más que, sugerir al igual que usted, en qué es lo que se puede hacer para que no cambien preceptos legales, que afectan a la población trabajadora, noble y buena, en palabras del propio Ejecutivo Federal Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Y, sobre este punto, estoy convencido que los electores tenemos en nuestra mano, el poder de elegir a quienes nos representan ante el Congreso de la Unión, en Presidencia de la República o una Secretaría de Estado.

Entonces, si con el poder de nuestro voto, los legisladores y el propio Ejecutivo Federal, están donde hoy están, considero que la estrategia por excelencia que tenemos, para que nuestra voz, decisión y determinación sea escuchada, en asuntos de interés general, es valernos del poder de un email.

Supongamos que por lo menos el cincuenta por ciento de los electores, de cada uno de los distritos electorales, envíe un email a los diputados de su estado, a su senador, a la Secretaría de Gobernación y al Presidente de la República, creo yo que no pueden permanecer impávidos a más de treinta millones de email que reciban, enviados por todos nosotros.

De recibir ellos un email que exprese “el no acuerdo con la intención de modificar la base de aportación, a la modalidad 40”, la probabilidad de éxito está, más que garantizada.

Quizás, como suele suceder, no le hagan caso a un email, pero cuando nuestros representantes y ejecutivos reciban más de treinta millones de emails, convencido estoy de que, la pensarán más dos veces, antes de proceder con la intención de cambiar la base de aportación a la modalidad 40.

Recientemente he enviado un email a los diputados y al senador por nuestro estado, al presidente de la república y a la secretaria de gobernación; solo el diputado Juan José Canul, ha enviado una tibia respuesta “buen día, gracias por tu mensaje”.

Si usted considera que el cambio que se pretende hacer a la modalidad 40, no es bueno, use el poder de un email y alce a través de él, su voz y mano, cual si se tratara de una consulta popular.

“El pueblo es bueno, el pueblo es sabio; el pueblo pone y el pueblo quita”

2 Comentarios

Dejar respuesta