Dice la SHCP que las minusvalías “en marzo desaparecieron”

0
405

La SHCP publicó ayer (6/03/2019) un twitter en el que se dice lo siguiente:

¿Recibiste el estado de cuenta de tu Afore en 2018 con una “pérdida”?

Y agrega en el twitter que:

Esa disminución en tu saldo es una #minusvalía y no se convierte en una pérdida real hasta que sacas tu dinero, es solamente una baja por las condiciones de los mercados. ¡Pero en marzo han desaparecido!

Nota del Editor: Estimados lectores de Mi Retiro y Pensión, recordarán ustedes que mucho le hemos hablado en este sitio sobre las minusvalías y las plusvalías y lo que una y otra cosa representan.

Para más detalles pueden ingresar en las siguientes ligas:

http://miretiroypension.com/2013/06/plusvalias-minusvalias/

http://miretiroypension.com/2018/12/minusvalias-su-impacto-en-tu-ahorro-para-el-retiro/

http://miretiroypension.com/2013/11/pension-minusvalias/

http://miretiroypension.com/2018/11/minusvalias-en-el-sar-mal-momento-para-cambio-de-afore/

Lo que la SHCP dice por voz de su titular, es un acto normal y natural que ocurre en los mercados de valores y creo yo tiene más un tinte mediático, con el fin de mandar un mensaje de tranquilidad al sector trabajador.

Tomen en cuenta que tu ahorro para el retiro aumenta con nuevas aportaciones y con el incremento en el valor de las acciones; sin embargo, en el twitter en comento, no especifican ni diferencian estos aspectos; sugiero tomar con reserva la medida.

Recuerden que el ahorro para el retiro se convierte en acciones y que en acciones permanecerá hasta la fecha en que se retire dinero de tu cuenta individual.

Al comprar las Afore acciones de las Siefore, se pagan al precio de mercado del día (precio de compra) y, con el tiempo y por la inversión del ahorro para el retiro, se espera que el valor de las acciones aumente con el paso del tiempo (eso se llama plusvalía) por razón de invertir en buenos instrumentos y por la estabilidad de los mercados financieros.

Pero en épocas de gran volatilidad, inestabilidad y desconfianza en los mercados financieros que perciben los grandes inversionistas, por múltiples factores como una posible guerra comercial, declaraciones de lideres mundiales, conflictos geopolíticos, aspectos relacionados con el petroleo, crecimiento económico mundial y cientos de razones más, hacen que la demanda de dinero se detenga, o que salga en muy grandes cantidades de una economía, etc., y ocasionan que el valor de las acciones se desplomen.

Por ejemplo, la colocación de bonos de Pemex y CFE en los mercados nacionales e internacionales, y dada la situación estructural de esas empresas productivas del estado, prácticamente en quiebra técnica, hacen que el valor de los bonos que colocaron en algún momento, pierdan su valor por el temor de que se vuelvan impagables.

¿Por qué cree que, incluso ya hasta los llaman “bonos basura”?

Así es, el riesgo de que sean impagables es alto y genera mucha desconfianza y puede provocar una venta anticipada, a descuentos inusuales, o bien, “debo no niego, pago no tengo”.

Es así, explicado sucintamente como se genera desconfianza y se desvaloriza el valor de activos financieros (en este caso las acciones de la empresa inversora), produciéndose con ello la baja en el valor de las acciones de la empresa inversora (las Siefore), o lo que se conoce como minusvalía.

Sin embargo, las minusvalías (perdida de valor virtual del instrumento financiero en que se ha invertido un dinero) tienen la peculiaridad de ser transitorias y con el tiempo se sobreponen a esa circunstancia y empiezan a generarse nuevamente las plusvalías o aumento en el valor del instrumento en que se ha convertido el dinero (en este caso, las acciones de las Siefore), es por ello que, a cierto momento, parece que hemos tenido “ganancias” o mejor dicho, rendimientos.

¿Como se saca el valor de la minusvalía o el de la plusvalía?

Se obtiene comparando un determinado periodo; por ejemplo, su Afore le envía 3 estados de cuenta al año; luego entonces tiene que tener valores de referencia en el tiempo.

Así, la Consar hace tres cortes al año para valuar si hay minusvalía o minusvalía:

1 de enero al 30 de abril (este día corta) y compara el valor de la acción al día primero contra el del 30 de abril; de esa comparación saldrá la minusvalía o la plusvalía.

Sucede exactamente lo mismo al comparar del 1 de mayo al 31 de agosto y del 1 de septiembre al 31 de diciembre.

Desde luego también que el periodo de comparación puede ser de mayor plazo: año contra año; quinquenio contra quinquenio; desde el inicio del SAR a la fecha, etc.

El resultado del comportamiento de tu ahorro para el retiro y, por consecuencia, del comportamiento del valor de tus acciones en el tiempo, tú lo conocerás en el estado de cuenta que debe llegarte en mayo, septiembre y enero de cada año.

Nota del editor: Está disponible para ti (con costo), un estudio histórico del índice de capitalización de las acciones en el tiempo, Siefore por Siefore.

Sin embargo, las inversiones de las Siefore son de largo plazo por lo que no debemos de esperar ganancias (rendimientos o plusvalías en el corto plazo); hay que esperar y entre más tiempo se espere es mejor.

El gran problema es que aun y cuando en el tiempo se tengan rendimientos positivos, éstos son tan moderados que no impactarán significativamente en el monto de la pensión a recibir llegada la edad de nuestro retiro; ese es el gran problema y el gran dilema a resolver por las autoridades hacendarias, por la Consar y por las Afore.

Por ello es cierto que NO DEBE CAMBIARSE DE AFORE EN EPOCAS DE MINUSVALIAS, incluso hoy día, no es el mejor momento para un cambio de Afore, díganle lo que le digan; mejor asesórese y tome decisiones con información en la mano, no con el corazón o por el guiño de ojo que le hagan; sin embargo, si usted lo quiere hacer, es muy su decisión pero se está jugando con ella, su nivel y calidad de vida de su vejez.

Para mayores datos puedes escribirnos a miretiroypension@gmail.com

Dejar respuesta