Recientemente recibí las siguientes preguntas de un asiduo lector:

“Le he leído, visto y escuchado tanto que, por fin, me ha convencido en que debo de empezar a hacer algo por mi futuro; tengo 30 años, trabajo como independiente en dos empresas; en una por honorarios y en la otra, por nómina, pero, sin estar asegurado”

¿Qué debo hacer para asegurar mi futuro?

¿Puedo afiliarme al IMSS, como independiente y puedo tener Afore y cómo?

Las preguntas anteriores me hicieron reflexionar y estoy convencido de que si es posible ser feliz y tener solvencia financiera en la vejez, siempre y cuando tomemos las decisiones más acertadas, a más temprana edad.

Propongo hacer lo siguiente:

1) Tenga un plan de vida.

2) Planifique resultados y decida cómo quiere vivir, a partir de los 65 años de edad.

3) Trabaje con pasión y entusiasmo su plan; enamórese de él; vívalo y disfrute construyendo, su futuro.

4) Evalúe cada fin de año los resultados alcanzados, corrija errores o desviaciones; reajuste objetivos y metas, si así debe de ser.

5) Si hablamos de solvencia financiera, estamos hablando de dinero, de salud mental y de salud física.

  • Para gozar de salud mental, haga lo que dijo que va a hacer en su plan de vida,
  • Sea congruente, íntegro y asertivo,
  • Construya, valore y respete su familia,
  • Tenga paz en su alma, con todos los que lo rodean, y
  • Esté en paz con su Dios, cualquiera que sea la idea que tenga de él.
  • Para tener salud física, evite excesos, vicios, malos hábitos alimenticios y ejercite su cuerpo; no gaste su dinero en médicos, farmacias ni hospitales.
  • Vea en tu trabajo, su negocio; negocio es “no ossio”; ahorre de su ingreso mensual, una cantidad fija y capitalícelo, tan pronto pueda, en bien raíz o inmobiliario.
  • Proteja su vida, su salud y su patrimonio.
  • Tenga un seguro de vida, al menos con cobertura básica.
  • También un seguro de gastos médicos mayores y menores; y
  • Asegure su casa y automóvil, con las coberturas más amplias posibles.

6) Acumule patrimonio suficiente para vivir de él, el resto de sus días; si lo anterior cree que es imposible, aún tiene opciones.

  • Si cotiza a un instituto de seguridad social, hágalo por al menos 40 años, con el mayor salario posible;
  • Haga ahorro voluntario, de corto y largo plazo;
  • Permanezca y crezca en su trabajo o negocio;
  • Si pierde el empleo, use el ahorro de corto plazo y cause alta, voluntariamente, en su instituto.

7) Planifique su futura pensión a recibir y haga lo necesario, para cumplir su plan.

6) Tenga más de una fuente de ingresos.

8) No deje de prepararse ni de aprender cosas nuevas.

9) Siga mejorando en lo que usted es, en lo que hace y en lo que tiene.

Y si lo anterior no es posible, aún hay opciones.

Todo dependerá de su actitud ante la vida y sus circunstancias personales, pero esas, habrá que analizarlas y encontrar dentro de ellas, la forma para asegurar su futuro y vejez feliz y financieramente solvente.

¿Necesita información específica y concreta que lo lleve a una vejez feliz y financieramente solvente?

Contácteme; sabremos asesorarle.

Mail: miretiroypension@gmail.com

Dejar respuesta