Salarios mínimos e impacto en modalidad-40 y su pensión

0
413

Un buen número de lectores nos escriben recientemente a miretiroypension@gmail.com, y preguntan por la forma en que el incremento a los salarios mínimos, afectará a su pensión, a los pagos y a la contratación de la modalidad 40.

El nuevo salario mínimo general, vigente a partir de enero de 2019, de $102.68 diarios, y el que aplicará en la franja fronteriza norte, será de $176.72; el incremento, en el primer caso corresponde al 16.20% y, en el segundo, al 100%; algo nunca antes visto.

Lo importante ahora es, conocer los valores del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), y el de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), para con esos datos, conocer el impacto que la inflación tendrá en el incremento a las pensiones y en la contratación de la modalidad 40, con el máximo permitido por la Ley.

Recuerde que todo incremento que tenga el salario mínimo, el profesional y contractual, repercute directamente en el salario base de cotización (SBC) y, por consecuencia, impactará positivamente, en su retiro y futura pensión.

Lo anterior porque, para su pensión, aporta con base en el SBC, su patrón, para el seguro de retiro, el 2%; para el de cesantía y vejez, el 3.150%; y para vivienda, el 5%; el trabajador, para cesantía y vejez, aporta únicamente el 1.125%; y el gobierno federal, 0.225%. Por separado, el Estado le entrega al IMSS, para la cuenta individual de cada trabajador, por cada día laborado, una cantidad variable llamada “cuota social”.

Si el trabajador tiene un SBC de un salario mínimo, la cuota social es por la cantidad de $3.87077; si el trabajador cotiza con 1.01 a 4.0 salarios, recibe $3.70949; si cotiza con 4.01 a 7.0 salarios, recibe $3.54820; de 7.01 a 10.0 salarios, recibe $3.38692; y si cotiza con 10.01 a 15.0 salarios, recibe $3.22564.

Así, aún y cuando no se aumenten los porcentajes de aportación, con el solo hecho de subir el salario de base de cotización, se incrementa la aportación para su retiro y pensión; por ello, a mayor aportación, mayor ahorro para el retiro y, quizás, mayor pensión.

Pero le sugiero no echar las campanas al vuelo porque, predestinado está que, con lo aportado para su retiro, en nada van a variar las condiciones futuras de la pensión, especialmente para los llamados “Generación Afore”, pues recibirán por pensión, a lo más, una Pensión Garantizada.

A quienes, si beneficiará un poco más el incremento en los mínimos es a los trabajadores que operan con base en salarios contractuales, si cotizan por Ley 1973; recuerden que, dos son los factores que determinan en gran medida el importe de sus pensiones: el numero de semanas cotizadas y el salario base de cotización de las últimas 250 semanas cotizadas.

Por ello, los nuevos salarios mínimos o los contractuales, en nada impactarán en modalidad 40 pues, su valor máximo, está determinado por el valor de la UMA y, en cuanto al incremento a las pensiones, la referencia para ello es el valor del INPC, desde 2011, y ya no los salarios mínimos.

Tenga un feliz año nuevo 2019.

Para orientación y asesoría en vía de consulta escribir a: miretiroypension@gmail.com

Dejar respuesta