Infonavit: pésima imagen institucional; vea por qué…

0
391

Recientemente, intenté tramitar la devolución del Fondo de Ahorro de Vivienda 72-92, nos cuenta el Sr. Ramírez.

Y agrega que, de entrada, “me quedé con un palmo en las narices, con muy pésima impresión por parte de quienes puede contactar, así como también, de las áreas de mercadotecnia e imagen del Instituto, e incluso, de sus principales funcionarios y directivos, quienes no se llenan la boca de expresar, a diestra y siniestra, las bondades del instituto, según ellos, la cuarta institución financiera hipotecaria más grande del mundo, más no la más eficiente según lo he comprobado”

Expresa que “quizás, si yo trabajara ahí y me encontrara detrás de una línea telefónica, tal vez me expresaría o actuaria del mismo modo, en detrimento de la calidad en el servicio, la atención al público y la actitud de servicio; desde luego, nada justificaría mi parca y arcaica actitud ya que, según entendemos, son áreas de servicio, de atención al derechohabiente, de acercar los servicios al usuario, al menos, con una atención amable, sincera y comprometida, entendible, hasta el límite de sus facultades”.

Tal como le decía párrafos arriba, expresa el Sr. Ramírez, resulta que, intentando recuperar los recursos del Fondo de Ahorro 1972-1992, tal como lo dicta el sentido común, busqué información en el portal web del instituto, llegando a un sitio en el cual se brinda la información del trámite y requisitos y te indica que, para continuar con el proceso, debes de acceder a otra liga, la que te lleva a la sección de acceso al portal para la consulta de “cuanto ahorro tengo”.

Y Agrega el Sr. Ramírez en su conversación:

Perseverante como soy, dice él, marco de nuevo al 01 800 y después de escuchar la letanía de los múltiples menús de acceso y de elegir uno, otro y otro, 30 minutos después, me atiende una dama y me receta otro nuevo menú, excepto el que yo requiero, y me expresa que si no estoy conforme con la información que me ha proporcionado -información que para nada viene al caso- me instruye a que vuelva a marcar al 01 800, para ver si la otra persona que me conteste, tiene la información que estoy buscando.

¿Coraje, impotencia y frustración?

Si, así es, sentí rabia, coraje, impotencia y frustración por una falta de sensibilidad tan grande que me hizo sentir pequeño, ignorado, menospreciado.

Ineludiblemente surgen en mi ser, sentimientos y emociones de coraje, impotencia y frustración cuando algo tan sencillo, como es el que me proporcionen información sobre los requisitos y procedimiento para el retiro de los recursos del Fondo de Ahorro 72-92, no sean capaces de hacerlo y, para rematar en la indolente actitud me dicen: “pues si quiere acuda a la subdelegación y ahí lo atenderán”; le falto agregar, porque nunca lo escuché: “con mucho gusto”.

Ya que no pudo darme la información solicitada, pedí me enlazaran al área de citas, para concertar una.

Y me contestan: “no lo puedo transferir, debe volver a llamar y, además, el sistema de reserva de citas, no está operando este día”

¿Coraje, impotencia y frustración?

Si, así es, lamentablemente de nueva cuenta coraje, impotencia y frustración.

Y me pregunto ¿cuántos miles de persona pasan por ese calvario, cada día, tratando de recuperar de la manera más expedita, un ahorro constituido entre 1972 y 1992, ahorro que la Ley curiosamente “olvidó” se invirtiera y que, por consecuencia nunca creció en valor.

A ese olvido yo le llamaría “olvido perverso, alevoso y doloso” de parte de directivos, diputados, senadores y hasta presidentes de la nación, pues ese ahorro nunca creció, no al menos como debió de haber crecido, por mucho que ahora te lo dupliquen en su valor.

Y la mayor desfachatez, descaro y agravio contra los trabajadores, el Fondo de Ahorro Infonavit 1972-1992, para quienes tienen la fortuna de poderlo rescatar, se está atrasando un poquito la devolución”

¿Qué tanto el retraso?, pregunté… poquito, me contestaron, “apenas estamos pagando lo de agosto de 2017”

¿Es así como se sirve al pueblo, o la forma como se sirven del pueblo?

Señores delegados y funcionarios del Instituto del Fondo de la Vivienda de los Trabajadores, están quedando ustedes y muchas más personas, muy mal paradas, y más, en esta época de elecciones.

Y agárrese: en Fovissste tampoco “cantan tan mal las rancheras”

Un buen servicio y una actitud afable e interesada en los problemas de los derechohabientes, genera gratitud y compromiso, más cuando se atiende con prontitud algo que pega en el bolsillo de nuestro pueblo.

Un mal servicio, me atrevo a pensar, que bien puede significar un voto menos, o quizás muchos más de los que ustedes se pudieran imaginar

*******************************************************************

Para dudas e inquietudes, orientación, asesoría y consulta sobre este u otros temas, puede escribirnos a miretiroypension@gmail.com, o ingrese aquí.

IMPORTANTE:

Para recuperar su Fondo de Ahorro Infonavit 1972-1992; la orientación y asesoría tiene un costo $500.00 (nos menciona que ha leído este artículo).

Antes de enviarnos sus preguntas y consultas, le invitamos a suscribirse gratuitamente a Mi Retiro y Pensión, ingresando aquí.

Al suscribirse a Mi Retiro y Pensión, usted contribuye a conservar para usted, los trabajadores y todo México, este medio de información.

Watsapp: 999 910 0554

Dejar respuesta