Infonavit matiza su imagen pero, aún falta la respuesta más esperada…

0
240

En nuestra entrega de la semana anterior, le comentaba de los trámites hechos por una persona, lectora asidua de este espacio y que, inapropiamente di a entender que se trataba de quien esto escribe; nuestra disculpa por ello.

Lo narrado en el artículo anterior es el caso de un amable lector que, después de agotar todas las instancias electrónicas y telefónicas de Infonavit, para obtener información, de cómo realizar el trámite de devolución del Fondo de Ahorro 1972-1992, decidió mejor acudir a las oficinas de Instituto, y así lo hizo.

Llegó temprano, se formó en la cola y esperó más de 40 minutos para que abrieran el acceso, le asignaran un turno y ventanilla para ser atendido.

De entrada, lo asignaron a una ventanilla en la que no se realizaba el trámite de su interés; pero se dio cuenta de ello, solo hasta el momento en que es llamado a la ventanilla asignada; obviamente, después de una larga espera.

Quien lo atendió, amablemente le dijo: “creo hay un error, el trámite de devolución de fondos no se hace en esta ventanilla; regrese a recepción, que le asignen un nuevo folio y lo pasen a la ventanilla correcta”

Nota del Editor: ¿no hubiera sido más correcto que el funcionario que atendió a nuestro lector le hubiera dicho: deme un momento por favor, iré por un nuevo turno para usted, mientras permanezca aquí, sentado…?

Dado que nuestro lector iba resuelto a salir de la delegación, con una respuesta positiva, aún y de mala gana, hizo de nuevo cola en recepción, le asignaron nuevo número de folio y nueva ventanilla, en la que fue atendido después de 40 minutos de espera.

Cuando le llaman a la ventanilla, lo recibe y atiende un caballero quien amablemente se disculpo del error y le dijo “trataré de ayudarle en todo lo que esté a mi alcance”.

Con esas palabras, nuestro lector, se sintió más confortado y tranquilo, no obstante que los jugos gástricos ya quemaban su estómago, por el disgusto y por el hambre y la sed que, a esa hora, ya apretaban.

Le pidieron la resolución de pensión, identificación oficial, comprobante de domicilio y documento que contenga NSS, más su nombre completo, domicilio, teléfono de casa, celular y su email, registrando todo ello en el sistema.

Seguidamente, la persona verificó en sus registros electrónicos y le confirma a nuestro lector que, ya aparecía en el sistema, información de su estatus como pensionado y el de la cantidad que le correspondía, por concepto de Fondo de Ahorro 1972-1992.

Nota del Editor: Recuerden que el Fondo de Ahorro 1972-1992, fueron las aportaciones patronales efectuadas en favor de sus trabajadores, correspondientes al 5% del salario base de cotización y que podrían ser utilizadas al obtener crédito para vivienda, por una situación de desempleo -cumplidos los requisitos legales-, o bien, retirarlos al obtener pensión.

Amablemente le explicaron que, el saldo nunca subió de valor, pues la Ley nunca así lo previó, pero que, por retirar los recursos ya como pensionado, el importe le sería duplicado en su valor, por disposición interna de Infonavit.

Terminado el proceso de validación, acopio y registro de datos, nuestro lector preguntó ¿me dará un comprobante de la gestión realizada?

No -le dijeron- cuando sus recursos ya estén disponibles para su entrega, le enviaremos un aviso para que venga a la delegación, a recoger un número de folio y con él, pasar a cobrar su Fondo de Ahorro 1972-1992 en el banco.

Y agregó el funcionario: “la devolución tardará un poco…”

Nuestro lector preguntó ¿qué tan poco?

Un poco -le respondieron- apenas estamos pagando agosto de 2017.

¿Desconcierto?

¿Sensaciones y emociones encontradas?

¿Desconfianza e incredulidad?

La verdad, nos dice nuestro lector, no supe ni qué pensar pues ¿cómo es posible que no te entreguen ninguna evidencia del trámite registrado y que éste se esté tardando un “un poco”?

Bien dicen por ahí que “La mula no era arisca… la hicieron”

Nota del Editor: Indudablemente que con acciones como las antes no se abona mucho a la confianza, claridad, transparencia ni rendición de cuentas.  Por un lado se hace alarde de bonanzas y beneficios en favor de los trabajadores, pero por debajo del tapete, se le mete zancadilla, barreras y tropiezos para recuperar sus recursos, en tiempo, modo y forma”

En verdad que si da pena… aún y sea ajena…

Saque usted amable lector sus propias conclusiones; si gusta compartirlas con Mi Retiro y Pensión, serán bienvenidas y sobre todo, publicadas con su anuencia.

Para dudas e inquietudes, orientación, asesoría y consulta sobre este u otros temas, puede escribirnos a miretiroypension@gmail.com, o ingrese aquí.

IMPORTANTE:

Para recuperar su Fondo de Ahorro Infonavit 1972-1992; la orientación y asesoría tiene un costo $500.00 (nos menciona que ha leído este artículo).

Antes de enviarnos sus preguntas y consultas, le invitamos a suscribirse gratuitamente a Mi Retiro y Pensión, ingresando aquí.

Al suscribirse a Mi Retiro y Pensión, usted contribuye a conservar para usted, los trabajadores y todo México, este medio de información.

Watsapp: 999 910 0554

 

Dejar respuesta