Viejo y sin dinero, entre más pronto al…

2
712

Crecemos menos, en términos demográficos y ello ocasiona que nos hagamos viejos, más rápidamente.

Le comento:

Recientemente la Consar ha publicado en su portal, un estudio efectuado por la Organización de la Naciones Unidas (ONU), en el que nos refiere que se avecina un gran “tsunami demográfico”, esto, con base en proyecciones de la propia ONU, y cuyos efectos presionarán fuertemente los esquemas de seguridad social y el de pensiones en lo particular, en todo el orbe y nuestro país, no será la excepción.

El estudio refiere la reducción en las tasas de natalidad y de mortalidad, como factores iniciales que harán que la población del mundo envejezca rápida y dramáticamente.

No obstante que la tasa de natalidad se reduzca, el crecimiento poblacional es un fenómeno que continuará incrementando el número de personas y, sólo a partir del año 2060, prevé la ONU, la población en nuestro país empezará a decrecer.

Para entonces, México ya será un país de viejos pues la población de más edad, será la mas grande en porcentaje.

Otros factores que también incidirán en el nivel de bienestar social y en el sistema pensionario serán el aumento en la esperanza de vida así como la disminución de la fertilidad femenina.

Varios factores propiciarán lo anterior, entre ellos, la reducción de la mortalidad infantil, el mejoramiento de la salud materna, los adelantos médicos y tecnológicos en el tratamiento de enfermedades infecciosas y crónico degenerativas, así como el incremento en el nivel educativo en materia de salud e higiene.

Para el quinquenio 2015-2020, la esperanza de vida en las mujeres de México se estimó en 74.3 años y la de los hombres en 69.7, mientras que para 2050-2055 será, respectivamente de 79.9 y 75.4 años.

Datos complementarios La Esperanza de Vida y su Pensión

Dado que la esperanza de vida se prolongará aún más, y la tasa de fertilidad se reducirá, el envejecimiento poblacional es inevitable.

Lectura complementaria: Las ciencias sociales y la Consar unidos para aumentar su ahorro voluntario

Proyecciones del estudio realizado por la ONU revelan que el segmento de población que a nivel mundial más aumentará, a partir de 2050, será la de 60 años de edad o más.

Para este año, en nuestro país la tasa de crecimiento de la población de 60 años de edad o más será del orden del 5.6%.

Para el año 2060 se estima que en nuestro país, los mayores de 60 años representaremos el 24.6% de la población total del país.

Envejecer a un ritmo tan acelerado claro que tiene consecuencias y muy en especial en los sistemas de pensiones, consecuencias que cada uno de nosotros podremos mitigar, si tomamos decisiones en tiempo, modo y forma, conforme a nuestras propias circunstancias.

¿Qué nos queda por hacer?

A nivel gubernamental se tienen demasiado pocas opciones; pero las hay.

Una de las más fáciles para el Gobierno es encontrar mecanismo para reducir el pago de las pensiones.

  • El primero de ellos, desde 2011 fue el de incrementar conforme al INPC y no conforme al incremento de los salarios mínimos.
  • La segunda estrategia para reducir más el pago de pensiones fue, a partir de febrero de 2017, usar el valor de la UMA como unidad de medida y referencia para el pago de las pensiones.
  • La estrategia más cruel, que aplica a las nuevas generaciones fue el sistema de capitalización individual puesto en marcha en 1997 y 2007 para pensionados del IMSS e ISSSTE, respectivamente.

Otras opciones que aún tiene son:

  • Las de incrementar impuestos, cuotas y aportaciones para la seguridad social.
  • Homologar la multiplicidad de esquemas de pensión que hoy día coexisten, con marcadísimas diferencias entre ellos, y
  • Ampliar la edad de retiro, en por lo menos 2 años.

Para la Consar y las Afore, aún les es posible:

  • Definir mecanismos que garanticen la duplicación del ahorro para el retiro, al menos una vez cada diez años; si esto no ocurre, el SAR será una vacilada que en nada beneficiará a la clase trabajadora, especialmente a la que obtenga su pensión por el sistema de capitalización el cual, a partir del 2045 en adelante será, para quienes coticen al IMSS e ISSSTE su única opción de pensión.

A nivel personal, las únicas alternativas viables son:

  • El ahorro voluntario en esquemas que generen rendimientos mayores a la inflación,
  • Hacer ahorro ligado a un seguro de vida y recibirlo a futuro a manera de pensión, y
  • Crear patrimonio, especialmente intelectual y educativo, así como patrimonio inmobiliario para intentar vivir de las rentas y no de la pensión.

De nada hacer el Gobierno, la Consar, las Afore y nosotros en lo personal, la presión social será tan grande que bastará un chispazo para detonar la mecha y encender el “México bárbaro”, del que ya nos hablaban politólogos desde el siglo pasado y de ello puede estar mas que seguro.

Referencia fuete: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/265109/18_Blog__TsunamiDemografico_VF.pdf

¿Desea contactarnos para orientación, asesoría y/o consulta?

Ingrese aquí para ubicar el medio de contacto.

En Mi Retiro y Pensión es una empresa privada, consultora en materia de pensiones IMSS e ISSSTE y de asuntos relacionados con el SAR. Operamos en igual forma a como lo hace un médico, abogado o profesionista independiente; es por ello que cada consulta atendida en nuestro consultorio virtual, causará un honorario, acorde al caso a tratar.

2 Comentarios

  1. Es como Ud dice Licenciado de las pensiones, lo mejor no esta por venir. Desafortunadamente la poblacion trabajadora sigue sin darse cuenta de su futura vejez.

Dejar respuesta