¿También a usted “le robaron” semanas cotizadas?

4
442

“Me robaron semanas cotizadas”, es la expresión que ha utilizado uno de tantos lectores que leen Mi Retiro y pensión, y la expresión no es para menos; le comentaré por qué.

El IMSS empezó a utilizar equipos de cómputo a partir del año 1982, dejando fuera de ellos, los antecedentes relacionados con semanas cotizadas y otros datos, de millones de trabajadores que empezaron a cotizar antes del año en comento.

Por ello, la expresión utilizada por el lector, pudiera ser razonable pues, nada justifica que, ante la falta de registros informáticos, el Instituto afecte el nivel de la pensión que recibirán millones de trabajadores, cuando vayan a pensionarse y les salgan con que no les reconocen las semanas cotizadas previas a 1982.

Y lo anterior si que afecta el cálculo de las pensiones pues pudiera darse el caso que ante la falta de reconocimiento de semanas cotizadas, previo a 1982, no se alcance el derecho a pensión o que, habiéndose alcanzado, el monto de la pensión se ve disminuido, por el menor numero de semanas cotizadas.

Recuerde que para pensionarse por Ley 1973, en el seguro de RCV se requieren mínimo 500 semanas cotizadas; en el seguro de Invalidez, mínimo 150.

Cuando lo anterior sucede, los trabajadores pueden emprender algunas acciones, las que, la mayoría de las veces son infructuosas, atribuible en parte al trabajadores y al propio Instituto, quien para nada está libre de culpa.

Sucede que los trabajadores carecen de medios probatorios de que, efectivamente, laboraron y cotizaron esos periodos, pues nunca guardaron ningún documento que acredite la relación laboral como pueden ser los contratos de trabajo, recibos de nómina, finiquitos o liquidaciones laborales, datos y registros del o de los patrones con quienes se laboró, etc.

A su vez, cuando al Instituto se le pide que efectúe la búsqueda manual y exhaustiva en sus archivos muertos, quien realiza la tarea, siempre le será más cómodo decir “no se encontraron registros del trabajador”, en vez de darse, a la verdadera tarea de buscar los datos.

Por lo anterior, es comprensible la sensación de rabia e impotencia de los trabajadores al enterarse que, no tienen derecho a pensión -por los motivos ya comentado- o que, de alcanzarla, el monto a recibir será mucho menor al real, porque simplemente se le están desconociendo, una gran cantidad de semanas cotizadas.

En este caso, al igual que en otros anteriores que le he planteado, es esta la gran oportunidad para que políticos, gobernantes, representantes al Congreso de la Unión, altos funcionarios, líderes sociales o partidos políticos, se reivindiquen con la clase trabajadora.

Tan sencillo como emprender una cruzada para que, el Instituto ubique en sus registros, datos de trabajadores en transición (los que se pensionarán por la Ley 1973 y que tienen semanas cotizadas previo a 1982 y, una vez ubicados, se entregue a los trabajadores, el certificado correspondiente que le de certeza jurídica.

¿Se imagina la cantidad de votos que lo anterior representaría para quien, pudiendo hacerlo, tuviera los cojones (entiéndase como “visión”), para emprender una acción de esta magnitud?

Además, esto sí que sería una verdadera ayuda para la protección de la economía familiar.

Hoy día, si un trabajador requiere de ubicar periodos cotizados con anterioridad a 1982, debe de solicitar de manera verbal en la Subdelegación que le corresponda, un Certificado de Semanas Cotizadas, área de Afiliación Vigencia, lunes a viernes, 8:00 a 14:00 hrs., presentando una identificación oficial y documento que contenga NSS.

En caso de que en el Certificado que le entreguen se omitan periodos cotizados, previos a 1982, puede presentar una inconformidad por escrito, solicitando una búsqueda manual y exhaustiva.

Al escrito anterior se debe de acompañar de una copia de identificación oficial, copia certificada del acta de nacimiento, CURP, razón social de todos las empresas en que laboró y documentos que comprueben que así ocurrió (recibos de nómina, contratos de trabajo, finiquitos, etc.); certeza de éxito: muy, pero muy baja.

Con lo antes expuesto, juzgue usted si a los trabajadores en cuestión “les robaron semanas” o simplemente, dichas semanas no están localizadas.

Es cómo para el Instituto decir: compruébame que si laboraste y cotizaste los periodos que no te reconozco, cuando nunca se informó a los trabajadores de que, a futuro, ese requisito iba a ser indispensable para no lastimar su nivel y calidad de vida futura.

Compartir
Artículo anterior¿No le quieren dar su SAR 92?, sepa por qué…
Artículo siguienteAfuera máscaras en el SAR
Mi Retiro y Pensión
Somos una empresa consultora en materia de pensiones IMSS e ISSSTE, del Sistema de Ahorro para el Retiro en general, contable, fiscal y legal. AVISO DE CONFIDENCIALIDAD Al contactarnos entenderemos que ha leído ya nuestro Aviso de Confidencialidad y que es su deseo y libre voluntad, compartirnos datos y referencias necesarias para dar respuesta a su consulta. http://miretiroypension.com/2014/10/aviso-de-confidencialidad/ SERVICIOS: Orientación, asesoría y consulta en: Pensiones IMSS e ISSSTE, recuperación de saldos Infonavit y Fovissste, aportaciones del SAR 92 y recursos de la Afore. Opciones de inversiones del ahorro para el retiro y de capitales Trámites y estimaciones de pensión IMSS e ISSSTE Asesoría para la Modalidad 40 o mejorar su pensión, y para recuperar derechos pensionarios Atención personal en Mérida, Yuc. Toda orientación y consulta causa honorarios. MEDIOS DE CONTACTO: Email: miretiroypension@gmail.com Teléfono: 999 910 0554, sólo para concertar cita y posterior atención en forma personal, por email, teléfono o por Skype

4 Comentarios

  1. Desafortunadamente los politicos ni tienen iniciativa ni mucho menos vision para este tipo de acciones.

    Ojala alguno de ellos se interesara y lo hiciera con buena voluntad.

  2. ASI ES PUES DESGRACIADAMENTE NO SE PUEDE HACER NADA MI PADRE ES UN AFECTADO POR ESTO Y ASTA LA FECHA NO PUEDE REALIZAR SU TRAMITE POR FALTA DE SEMANAS COTIZADAS ES UNA PERSONA DE 68 AÑOS Y LA CUAL EMPEZÓ A TRABAJAR A LOS 18 AÑOS

Dejar respuesta