¿A usted lo ha beneficiado la seguridad social?

0
150

La Constitución Política de 1917 describe en el Art. 123, las acciones del Estado para preservar la salud e integridad individual y colectiva de los trabajadores, campesinos, no asalariados y otros sectores sociales y sus familias, a través de diversos seguros que brinden protección y bienestar social, así como de acciones complementarias a fin de tener una sociedad saludable y protegida.

Con ese propósito y después de muchas adversidades, se publica en 1943 la Ley del Seguro Social, Ley que da origen al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quien desde entonces y hasta la fecha, y sin quitarle mérito a otras instituciones, es la columna angular de la seguridad social en nuestro país.

Posteriormente, en 1959 se crea el ISSSTE, con fines análogos a los del IMSS, pero orientado exclusivamente a los trabajadores al servicio del Estado.

El objeto de la seguridad social es garantizar el derecho humano a la salud, a recibir la asistencia médica, la protección de los medios de subsistencia y los servicios sociales necesarios para el bienestar individual y colectivo, recibir una pensión, la que puede ser garantizada por el propio Estado, de cumplir los requisitos previstos en la Ley, así como el derecho a obtener crédito de vivienda por parte del Infonavit si se cotiza al IMSS, o de Fovissste, si se cotiza al ISSSTE.

Con el tiempo se fueron atendiendo necesidades más específicas de grupos vulnerables, entre ellos: patrones personas físicas, trabajadores independientes, cañeros, empleados domésticos, empresas familiares, etc., así mismo, se crearon otros beneficios y servicios en favor de la población: servicios de guardería, la ayuda para gastos de matrimonio, poder hacer retiros parciales por desempleo, otros.

A pesar de las grandes dificultades que se han enfrentado en el tiempo, el IMSS ha sido y seguirá siendo el instrumento más eficaz del Estado mexicano, para hacer extensivo a toda la población, los beneficios del desarrollo económico, social y político, logrado en el país.

Sin embargo, el IMSS no ha sido ajeno a crisis recurrentes (y otras circunstancias que también hay que decir), que lo han afectado, especialmente en el ámbito de las pensiones, que le han cobrado cara la factura por lo que, en 1992 se tuvieron que instrumentar reformas para complementar el sistema de pensiones, reformas que aliviaron el mal, tanto como lo hace un “mejoralito” y, que de nueva cuenta, las medidas resultaron insuficientes.

Nota del Editor: La respuesta del Estado fue la creación del SAR 92; detalles sobre el SAR 92 en la siguiente liga:

SAR 92: Origen, destino y recuperación

Con el propósito de asegurar la viabilidad financiera a mediano y largo plazo, en 1996 se modifica radicalmente el sistema de pensiones y se promulgan nuevas, profundas y severas reformas al sistema de pensiones, reformas que cambiaron radicalmente la forma en que se obtendrá a partir de su inicio de vigencia, una pensión.

Nota del Editor: La respuesta del Estado fue la creación del Sistema de Capitalización Individual; detalles sobre el tema en la siguiente liga:

En materia de pensiones, lo mejor nunca estará por venir

Para lo anterior, fue preciso promulgar la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro (LSAR), instrumento por el cual se permitió la participación de empresas privadas, especializadas para administrar los fondos destinados a las pensiones de los trabajadores, y dieron así origen a la entrada en operación de las Afore y de las Siefore, y la creación de una cuenta individual por trabajador, entre otras medidas.

De igual modo, la Ley del Seguro Social fue reformada y modificada profundamente, en materia de pensiones, básicamente, ampliando las semanas cotizadas y necesarias para adquirir el derecho a pensión y, obligando a partir del 1 de julio de 1997, ahorrar para poder tener una pensión a futuro; suerte similar ocurrió con  los cotizantes al ISSSTE, pero a partir del uno de abril de 2007.

Nota del Editor: Las Afore llevan los datos y registros de las cuentas individuales; las Siefore, invierten el ahorro para el retiro aportado por los patrones, trabajadores y el Estado.

Junto con el IMSS e ISSSTE, el estado mexicano fue creando nuevas instituciones a fin de ampliar sus acciones en esta materia social y crea así, en 1972, el INFONAVIT y el FOVISSSTE, ambos organismos, responsables de otorgar crédito barato y suficiente para que los trabajadores cotizantes al régimen obligatorio del IMSS e ISSSTE, puedan adquirir en propiedad habitaciones cómodas e higiénicas.

En nuestra siguiente entrega les describiremos el sistema de pensiones conocido como Sistema de Reparto, vigente de 1943 a 1997, por el que muchos de nosotros seguramente nos vamos a pensionar.

¿Necesita contactarnos para orientación y asesoría en vía de de consulta?  Ubique nuestro email de contacto ingresando aquí.

Compartir
Artículo siguienteTips para mejorar el monto de su pensión
Mi Retiro y Pensión

MI RETIRO Y PENSIÓN

Somos una empresa privada, especializada en pensiones IMSS e ISSSTE, Sistemas de Ahorro para el Retiro, ahorro e inversión en las Afore, que facilitamos a nuestros clientes, su proceso de pensión, mejora de la pensión a recibir, recuperación de derechos, recursos y saldos de la cuenta individual, a través de la orientación y consulta.

AVISO DE CONFIDENCIALIDAD

Al contactarnos entenderemos que usted ha leído ya, nuestro Aviso de Confidencialidad y que es su deseo y libre voluntad, compartirnos datos y referencias necesarias para dar respuesta a su consulta, en el siguiente enlace:

http://miretiroypension.com/2014/10/aviso-de-confidencialidad/

OPCIONES DE ATENCIÓN

Personalmente, o por teléfono, o por Skype, siempre previa cita y conocimiento de su caso antes de la reunión.

Disponibles pláticas, conferencias y seminarios a toda la república.

Toda consulta y servicio, causan honorarios.

EMAIL DE CONTACTO:

miretiroypension@gmail.com

Dejar respuesta